Poderosos, millonarios, humanitarios y… GAYS

Si bien es cierto que no existen pruebas -por lo menos no científicas-, de una relación directa entre ser homosexual y ser exitoso en el mundo de los negocios, hoy en día se sabe a todas luces que muchos de los CEO de las compañias con más altos índices de facturación, son gays. No hay explicación científica, pero las pruebas parecen ser contundentes.

Por mencionar a los más importantes repesentantes de esta tendencia, están, por ejemplo – y de acuerdo con la revista norteamericana Output-, Tim Cook (CEO de Apple), Peter Thiel (creador del medio de pago PayPal), Giorgio Armani (dueño de la compañia de moda Armani), Rich Ross (presidente de Disney), Jann Wenner (fundador de la revista Rolling Stone) y Robert Hanson (CEO de la marca de jeans Levi´s).

Sus fortunas personales superan los miles de millones de dólares, y muchos de ellos estuvieron casados por muchos años antes de autodeclararse gay abiertamente, incluso hay aquellos que tienen nietos y bisnietos. Es el caso de James Hormel (de Hormel Foods), Jan Wenner, entre otros.

Todos ellos son triunfadores desde todos los puntos de vista: en lo familiar, social, laboral. Pero, entonces, ¿es posible?, ¿es posible que todo ello se deba a su homosexualidad? Lo cierto es que… no. Se trata, más bien, de un asunto de personalidad.

Así es, por más que la primera impresión sea otra, la verdad es que todos esos ejecutivos mencioandos comparten ciertos rasgos de comportamiento. Output los califica de
“workalcoholics” (adictos al trabajo), aficionados a algún hobbie (para que contrapese el rasgo anterior), sensibles y muy creativos. Cualidades que son las que, en realidad, los han llevado al éxito. Y cualidades potenciales tanto en homosexuales como en heterosexuales.

El mito queda desmentido.

Jesús Astocaza